RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - Mientras se define su futuro en medio de un fuerte interés de clubes chilenos y de Atlético Mineiro, el Colo Gil, el volante que surgió de las inferiores de la CAI, estuvo en Río Gallegos, donde pasó tiempo con su familia.

Roque Albano Allí visitó una escuela donde dio una charla motivacional a chicos y además brindó una entrevista donde recordó sus orígenes y las condiciones que le puso su papá para poder venir a la CAI.

El Colo contó con corría el año 2004. Ya había pasado por el club “Luchito” Fernández e Hispano, y la CAI hizo una prueba donde participaron más de 200 jugadores. Solo quedaron 8 chicos, entre ellos él.

Víctor Hugo Doria lo invitó para que vaya al club y todo cambió para él. “Desde los cinco años que tengo memoria mi sueño era jugar al fútbol. En ese entonces tenía 12 años y me encontré con un club muy ordenado, una pensión hermosa. Nos daban alojamiento, colegio, comida. Era un club muy bonito”, recordó.

El Colo fue invitado a jugar un Mundialito y luego del torneo lo convocaron para que se quede en la pensión. Sin embargo, su viejo le puso una estricta condición:

MIRÁ LA ENTREVISTA COMPLETA HACIENDO CLICK ACÁ