Vélez le cortó a Boca una racha de tres victorias al hilo, lo superó en la tabla estirando su invicto a 12 encuentros y mantiene su ilusión de seguir en la pelea para meterle presión a River en lo alto de la Liga Profesional: festejó por 2-0 en Liniers sacando provecho con contundencia de un encuentro apretado y sin demasiadas emociones.

A los 38 minutos, uno de los futbolistas más lúcidos del partido (por entendimiento del juego), Federico Mancuello, recibió solo en el vértice izquierdo del área, y sacó un zurdazo cruzado, inatajable, que hubiera sigo gol igual incluso si no hubiese rozado en un adversario: 1-0.

Tweet de Info futebol

El Xeneize se mostró más impetuoso en el segundo tiempo, una postura que coincidió con un Vélez que por momentos le cedió el balón con el anhelo de correr con espacios. A los 5 minutos, un cabezazo desviado de Vázquez representó la primera llegada del equipo en el partido.

Al mismo tiempo, el DT movió el banco y consiguió algo más de manejo con Molinas (por el lesionado Ramírez) y buscó potencia con Briasco por Pavón.

A los 44, el Fortín logró plasmar su superioridad: en una contra veloz, Tarragona definió al primer palo (floja resistencia de Rossi) y rubricó el 2-0.

El resultado fue justo, porque el partido se jugó como lo planificó Vélez, que redujo a un Boca que venía en alza. Los de Pellegrino, que habían comenzado mal el torneo, ya aparecen terceros. En la tabla anual, a su vez, lucen en la cima. Y pusieron en riesgo la plaza de su rival para la próxima Libertadores, dado que si Talleres le gana a Lanús este lunes, dejará a Boca fuera de zona de clasificación.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!