El fanatismo no conoce las fronteras. Y así lo demostró Romina Pérez, hincha de Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia y fanática del basquetbolista Diego Romero, uno de los últimos emblemas del "Verde" que milita en la Liga Nacional de Básquet.

Romina se tatuó la firma de Romero en su pierna con el número 77, el dorsal que utiliza el capitán del equipo dirigido por Martín Villagrán por su fanatismo de la banda de rock nacional Ataque 77. TERMINÁ DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ