El Reino Unido sufre el avance del virus de manera dramática. Éste sábado se produjo el mayor número de fallecidos en un día: 708 en 24 horas, los cuales completaron las 4.313 muertes en el país a causa del coronavirus y 42.479 infectados.

En ese contexto, son muchos los que intentan concientizar a la población para que no abandonen sus casas, incluso el propio Kyle Walker, futbolista del Manchester City, quien protagonizó un desafortunado episodio que reveló el portal británico The Sun.

“Es un hipócrita y pone a las personas en riesgo”, aseguró Louise McNamara, la joven que accedió a unirse a una fiesta sexual que organizó el jugador y un amigo en medio de la cuarentena.

Según detalló la prostituta de 21 años al medio inglés, ella y una brasileña de 24 años llegaron al departamento del defensor citizen en un taxi el martes cerca de las 10:30 de la noche. Un día después Walker mandaba un mensaje por redes sociales a los fanáticos en el que pedía que se queden en sus casas para evitar la propagación del coronavirus.

“Trabajo con una agencia en Manchester. Recibí un mensaje de mi jefe que decía que un cliente de alto perfil estaba buscando a alguien con clase. Tomé un taxi desde Manchester a la dirección y un conductor me recogió afuera y me llevó a las puertas de su departamento. Entonces su amigo salió y me conoció. También había otra chica en el auto”, aseguró McNamara, quien nunca supo que Walker era futbolista hasta que la otra mujer se lo advirtió.

“No sabía quién era en ese momento. Pero le tomé algunas fotos", reveló. Ambas estuvieron por tres horas y salieron del apartamento cerca de las dos de la madrugada. En las imágenes que compartió, se pudo ver al futbolista del Manchester City cerca de la heladera y contando el dinero que iba a darle posteriormente. McNamara aseguró que le pagó 2500 euros antes de entrar a la habitación.