La atleta francesa Luce Douady, campeona juvenil de escalada en 2019, murió este lunes tras sufrir un accidente y caer al vacío mientras intentaba subir a lo alto de una roca en un acantilado de la localidad de Grolles, departamento de Isère, en el distrito de Grenoble.

Douady, de 16 años, se había consagrado como la mejor en el mundo de su categoría el año pasado, pero además había cosechado otros éxitos como el de ser tercera en el Campeonato Europeo de Dificultad 2019 y quinta en la final de su primera etapa de la Copa Mundial de rocas en Vail, también en 2019.

La joven se encontraba realizando una aproximación al sector de escalada Saint Pancrasse, en un macizo de alrededor del 100 metros de altura, junto a un grupo de amigos. Según informaron medios locales, resbaló y cayó por un desnivel de unos 150 metros. Las autoridades francesas ya han iniciado las correspondientes investigaciones.

"Luce era una atleta muy prometedora. Tenía todo el futuro por delante”, aseguró Pierre-Nenri Paillason, director técnico de la Federación Francesa de montaña y escalada.

La Federación Internacional también ha expresado sus condolencias y ha publicado un vídeo en memoria de la joven escaladora.