El joven piloto Lance Stroll protagonizó una acción muy peligrosa en El GP de la Emilia Romagna de F1. En una de sus paradas a boxes, el corredor canadiense se pasó de frenada y paró su coche demasiado tarde a su llegada al pit lane, llevándose por delante al mecánico que sostenía el gato delantero. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA