Parece una broma de mal gusto. En La Bombonera, a Boca le anularon un gol lícito a través del VAR por un supuesto empujón de Norberto Briasco. Y en la revancha, en el Mineirao, otra vez lo dejaron con el grito atragantado por una supuesta posición adelantada.

Iban 24 minutos del segundo tiempo cuando Sebastián Villa envió un centro al área del Mineiro desde un tiro libre. El Pulpo González, aparentemente en posición lícita, corre hacia la pelota. El arquero Éverson no logra contener el balón y en el rebote Marcelo Weigandt definió para el gol. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA