En pleno festejo del segundo gol de Boca, en lo que fue la victoria frente a Estudiantes de La Plata en La Bombonera por 3 a 1, un nene saltó al campo de juego para festejar con los jugadores del equipo de Hugo Benjamín Ibarra.

A los 13 minutos del segundo tiempo, el defensor Marcos Rojo salió a captar un posible rebote que llegó tras un centro de Sebastián Villa y clavó la pelota en el ángulo para firmar la inexorable ley del ex y el transitorio 2 a 0 para el club de La Ribera. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!