En el  fútbol de Comodoro Rivadavia, y más en el ascenso, se nota mucho cuando la pelota pasa por un "distinto".  El volante Sebastián Tureo (20) es uno de ellos y en los próximos días armará el bolso para ir en busca del sueño futbolera. El jugador de Laprida está ante una chance única de hacer carrera profesional y lejos de casa. No será fácil, pero su carrera deportiva tampoco lo fue.

A los 14 años se fue a River Plate y siendo tan joven costó la adaptación. Los que no entienden mucho y hablan porque es gratis, pero el volante confiesa: "Mi paso por River fue muy lindo, es un sueño para todo chico, pero es difícil adaptarse con 14 o 15años. Es muy complicado despegarse de la familia y de los amigos".

TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA