RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - Formar parte de la primera selección femenina de fútbol de Santa Cruz fue una gran vidriera para Ludmila Oporto, de tan solo 17 años. El combinado participó de la última edición de los Juegos de la Araucanía que desarrollaron en La Pampa, y su juego sobresalió para dar el salto.

En esa competencia hizo un gol de media cancha que rápidamente se viralizó hasta llegar al cuerpo técnico quemero del fútbol femenino. Ella viajó durante las vacaciones de verano a Buenos Aures donde se probó en varias instituciones, la convocaron para futuras pruebas y finalmente surgió la oferta de firmar un contrato como jugadora profesional para Huracán de Buenos Aires. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ