Jamie Vardy celebró con rabia el gol que anotó ante el Sheffield United (1-2) y que daba la victoria ‘in extremis’ al Leicester City el pasado domingo. Tanta fue la euforia con la que festejó el valioso tanto que rompió en dos el banderín de córner. De nada sirvió que luego lo volviera a colocar en su sitio porque el árbitro le amonestó por la acción.

Sin embargo, no quedó todo en este simple hecho. El banderín que el delantero de los Foxes se llevó por delante defiende los colores del Orgullo LGBTQ+ y muchos se lo tomaron a mal. Pero no fueron precisamente los miembros de la comunidad, sino otros quienes quisieron ver esa imagen (que se hizo viral) como algo negativo para la campaña de su equipo. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA