El fútbol de Comodoro otra vez será noticia y no por cuestiones positivas. Este sábado, Talleres recibía a Huracán en kilómetro 3  por el Torneo Integración. Los clubes y los chicos se prepararon para llevar a cabo una nueva fecha y darles rodaje a los jugadores de las categorías inferiores, pero los tres partidos lamentablemente tuvieron que ser suspendidos.

El árbitro designado para estos encuentros, de apellido Orillano, cayó en evidente estado de ebriedad. El partido de séptima comenzó y a los pocos minutos Huracán decidió retirar a los chicos del encuentro. Lo mismo hizo Talleres y el presidente del “Globo”, Cristian Cancellieri, llamó al vicepresidente de la Liga para comentar lo sucedido.

TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA