Valeria Saucedo es periodista y, como suele hacer, fue a cubrir un partido. Se trataba del duelo entre Estrella de Berisso-ADIP, que se enfrentaban en la semifinal de la Copa de Campeones organizada por la Liga Amateur de Fútbol de La Plata, el sábado 29 de febrero. Cuando estaba a punto de copiar las formaciones en la zona mixta, un policía la abordó y le pidió que se identificara. Entonces se negó. "No, flaca, vos no podés estar acá", le dijo y le comunicó que era "una decisión del árbitro".

"Me dijo que tenía la orden del árbitro Máximo Pereyra de que yo no ingresase al recinto. Entonces fui al vestuario y le golpeé la puerta. Salió después de unos minutos y me dijo que yo no podía estar ahí. Otro periodista sí, pero yo no. Cuando le insistí me contestó que yo sabía lo que había hecho. Y que tenía la potestad de hacer que yo no pisara más una cancha, que ya lo había hablado con el presidente de la liga", resumió Valeria, que grabó con su celular parte de la escena donde se ve al referí comunicándole su exclusión.

"Yo fui entonces para el lado de la hinchada de ADIP, pero el policía, que todavía me seguía, me dijo que me tenía que sacar hasta la puerta. Me pidió disculpas, diciéndome que era su trabajo. Cubrir partidos también es el mío, pero no lo pude hacer", se quejó la periodista.

El partido se definió por penales y Estrella no pasó a la final.

Según Valeria, el enojo de Pereyra tiene origen en que ella criticó una actuación suya en un partido que se había jugado hacía dos semanas. "Supe que el presidente de la Liga Amateur también está enojado conmigo porque critiqué al tribunal de disciplina por una decisión contra un jugador de Cambaceres. Nunca les falté el respeto, solo di mi opinión", agregó.

El presidente de la Asociación de Árbitros, Sergio Quijano, se comunicó con Valeria para solidarizarse con ella y "ponerse a disposición". Pereyra ocupa el cargo de vicepresidente de esa asociación.

"Él quiere que yo le pida disculpas públicas, cosa que no voy a hacer porque no creo que corresponda", sostuvo la cronista, que lo denunciará por discriminación.

También recibió el apoyo del Foro de Periodismo Argentino, FOPEA.