Ferro derrotaba 3 a 2 a Ciudadela y a los 40 minutos de la segunda etapa se registraron graves incidentes que culminó en la suspensión del partido.

Según cuenta Diario Crónica en su edición de este domingo, hubo cabezas rotas, vidrios de autos rotos, vehículos dañados y por momentos fue “una batalla campal cuerpo a cuerpo, ante la mirada de un minúsculo grupo de policías que no se animó a intervenir o no pudo, en el sector externo el campo de juego”. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!