Tras la suspensión del River-Boca, Macri impulsa un proyecto contra las barras

CAPITAL FEDERAL - No estaba previsto. Los ministros Germán Garavano y Guillermo Dietrich iban a ser los encargados de tener el contacto habitual con la prensa en la Casa Rosada luego de la reunión de Gabinete. Pero el que apareció fue Mauricio Macri. En un mensaje de 11 minutos en el que no aceptó preguntas, apuntó contra la Justicia tras la suspensión de la Superfinal entre River y Boca y adelantó el llamado a sesiones extraordinarias en el Congreso para tratar, entre otras cosas, un proyecto que endurece las penas contra los barrabravas.

Secundado por los ministros Patricia Bullrich y Germán Garavano, Macri dijo también que "una vez más la violencia ha ganado un espacio" aunque advirtió que "frente a esto no queda otra cosa más que persistir, rechazar a los violentos y las mafias que están detrás de esta violencia".

El Presidente dijo también que "la única sociedad posible es en la que rige la ley y donde todos somos iguales", apuntó contra "una parte de la dirigencia que apaña estas conductas" , y dijo que "claramente esto no es aceptable".

Tras la suspensión del River-Boca, Macri impulsa un proyecto contra las barras

Macri también se refirió al ataque que sufrió el titular de la FIFA, Gianni Infantino, quien fue escupido durante su estadía en el estadio Monumental. "No es solamente las piedras. No entiendo cómo alguien puede pensar que está bien escupir. Recibimos al presidente de la FIFA en el país y me contaron que tuvo una experiencia espantosa. ¿Cómo es que hay gente que cree que escupir está bien?, se preguntó.

Sin hacer referencias concretas a las responsabilidades políticas, Macri sostuvo que “mas allá de los operativos policiales, no puedo resignarme a que haya que militarizar toda la zona, toda la ciudad” ante un evento como el fallido Superclásico.

Bullrich explicó el proyecto que endurece las penas a los barras

Patricia Bullrich, quien hasta el momento no había hecho manifestaciones públicas sobre los hechos, explicó por su parte que la iniciativa que el Congreso tratará en sesiones extraordinarias "tipifica como delitos penales y no como contravenciones todas las conductas violentas que se realizan durante un evento deportivo”.

Tras la suspensión del River-Boca, Macri impulsa un proyecto contra las barras

El proyecto que se tratará en el Congreso fue presentado por el Poder Ejecutivo en agosto de 2016, aunque desde la Rosada adelantaron que harán algunas modificaciones.

Bullrich negó además que hubiera existido una interna policial y una zona liberada para permitir el accionar de los violentos: “Nosotros en todos estos operativos, tanto en el partido como en los juegos como en el G20, trabajamos codo a codo con la ciudad. No tenemos diferencias, trabajamos en equipo. Puede haber alguna discusión de carácter operativo, siempre las hay, pero son menores", sostuvo.

La ministra también tuvo tiempo para enviar un mensaje a la oposición: "Nos hubiera gustado que todos los dirigentes que tuitearon hubieran criticado a los violentos que tiraron piedras. Hay una conducta socialmente anormal", aseveró.