La amargura lo acompaña, y se nota al hablar. La alegría que tenía hace dos semanas cuando logró tocar el cielo con las manos en el mundo deportivo al ganar la final de la Clase 2 del TN se disolvió en la costa chubutense cuando fue víctima de un robo en su camioneta al bajar a comprar en un supermercado en Puerto Madryn. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA