"Decepcionado enormemente de que US Open nos deje afuera del torneo. No hubo consulta con los jugadores, ni de parte del torneo, ni de parte de ITF Wheelchair. Otra muestra mas de la falta de importancia y respeto que se tiene por lo que hacemos", fue el mensaje con el que Gustavo Fernández se paró de frente ante el tenis mundial.

El jugador argentino, considerado uno de los mejores de la competencia y actual N°2 del mundo, se expresó con bronca y tristeza tras el anuncio de uno de los abiertos del años, que no había tenido en cuenta a la disciplina. "Somos deportistas profesionales, y nosotros actuamos todos los días como tal. Aparte de eso, que todos sabemos lo complejo y demandante que es ser deportista profesional, luchamos día a día por el crecimiento del deporte. Esto es una cachetada muy grande a nosotros", expresó.

"Es molesto no ser tenido en cuenta de ningún modo, es mucha la impotencia de no tener ni voz ni peso de ninguna forma. Que nuestro futuro sea decidido por gente que no entiende lo que hacemos, es inaceptable", fue el último de sus mensajes expresando su rechazo a la decisión de US Open, que también fue discutida por otros referentes como su colega Gordon Reid (N°5 del mundo).

Sin embargo, cuando todo podía indicar que sus palabras no iban a ser escuchadas, Gustavo Fernández volvió a demostrar que es un luchador nato de los derechos y puso en alerta a la USTA (Asociación de Tenis de Estados Unidos), al US Open y a la ITF (Federación Internacional de Tenis), que acordaron la inclusión del tenis adaptado en el torneo.