Desde el inicio del juego, Las Leonas lograron el dominio del juego. A los seis minutos, tuvieron su primera oportunidad con una contra comandada por Eugenia Trinchinetti que terminó con el disparo al arco de María José Granatto y una gran atajada de la arquera germana. Un minuto y medio después, Argentina dispuso de su primer corner corto que no logró materializar.

Argentina continuó mejor y a falta de cuatro minutos para el cierre del parcial, tuvo otra vez una jugada fija que derivó en otro corto y otra buena defensa alemana.

Con presión en ataque y sólidas en defensas, las argentinas continuaron inclinando la cancha a su favor en el arranque del segundo cuarto y volvieron a tener una clara oportunidad antes de los 4 minutos de juego. Trinchinetti volvió a generar juego para que Agustina Gorzelany primero, y Claudia Albertario después, topen sus gritos frente a la arquera.

Albertario logró un desvío a los 12 minutos que permitió abrir el marcador y hacer justicia respecto de lo que el partido proponía. Ya sobre el final del primer tiempo, y de corto, Victoria Granatto desvió un tiro de Gorzelany y puso el 2-0 que cerró la primera mitad.

Alemania salió con mayor agresividad en el tercero y ganó la posesión, pero otra vez antes de los cuatro minutos las argentinas tuvieron su primer corto, aunque no pudieron aumentar su renta.

Aunque la suerte cambió después de un desborde de “Majo” Granatto, que con una gran jugada individual, se la sirvió a su hermana “Vicky” para que genere un nuevo corto que derivó en el tercero de Argentina.

El seleccionado femenino participa por octava vez de los Juegos Olímpicos, donde exhibe un palmarés de cuatro medallas y tres diplomas. Obtuvo la presea de plata en Sydney 2000 y Londres 2012; la de bronce en Atenas 2004 y Beijing 2008; mientras que fue séptimo en Seúl 88, Atlanta ‘96 y Río 2016.