(Pasta de Campeón - ADNSUR) La ciudad japonesa de Sapporo acogerá el sábado por la tarde, la gran cita de los 42,195 kilómetros, que congregará a los 106 mejores maratonistas del mundo.

La prueba marcará un hito en la historia del deporte de nuestra provincia, ya que sólo son dos los atletas argentinos que lograron la marca mínima para estar en Sapporo y ambos son chubutenses: Joaquín Arbe y Eulalio Muñoz.

La cita está prevista para el sábado a las 18 horas y marcará el cierre del atletismo en el máximo evento del deporte mundial, que ya tuvo las participaciones de otros dos chubutenses: Eduardo Sepúlveda y Sofía Gómez Villafañe.

Cabe destacar que Eulalio “Coco” Muñoz  (el sábado lucirá el dorsal 1029), logró hacer 2 horas 9 minutos 59 segundos en el Maratón de Valencia (España), siendo la segunda marca histórica de Argentina; mientras que  Joaquín Arbe (tendrá el dorsal 1027) estampó un registro de 2 horas 11 minutos 02 segundos (3º marca Argentina), en Buenos Aires 2019.

El récord argentino está en poder de Antonio Fabián Silio con un tiempo de 2 horas 9 minutos 57 segundos, logrado en la Maratón de Hamburgo (Alemania) en 1995.

En la previa, Joaquín Arbe lo hizo su preparación en la ciudad colombiana de Paipa, junto a su entrenador Jorge Basírico, donde entrenaron junto a otros atletas olímpicos como Marcela Gómez (representante femenina de Argentina en la maratón olímpica), el panameño Jorge Castelblanco y el paraguayo Derlys Ayala.

Por su parte “Coco” Muñoz hizo la puesta a punto fina en la ciudad de Toluca (México) a 2660 de altura y viajó junto a su entrenador Rodrigo Peláez, quien también forma parte de la delegación nacional en Sapporo. Allí trabajó durante varias semanas, bajo la asistencia del destacado entrenador mexicano Rodolfo Gómez.

En diálogos previos, los atletas becados por Chubut Deportes se plantearon diferentes objetivos: Arbe había declarado la intención de ubicarse en el podio de los sudamericanos, mientras que Muñoz quería quedarse con el récord nacional.

Las condiciones climáticas reinantes en el país del Extremo Oriente, con temperaturas de superan los 30 grados y más de 80% de humedad, harán que sea poco menos que imposible alcanzar las metas trazadas.

Ambos atletas se mostraron en las últimas horas, listos y confiados para dar lo mejor de sí en este sueño cumplido, y dejar bien representado al país y a la provincia.

La organización de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 anunció tiempo atrás el recorrido que tendrá el maratón olímpico en Sapporo, tras la decisión de trasladar la carrera a esta ciudad del norte de Japón, para evitar el calor veraniego de la capital nipona, aunque claramente esto no sucederá.

Los atletas partirán desde el Parque Odori de Sapporo y harán un circuito de 20 kilómetros que atravesará gran parte del centro urbano de la ciudad, seguido de dos vueltas de aproximadamente 10 kilómetros cada una, por un tramo más corto del primer recorrido.

La meta se situará también en el Parque Odori, en un espacio abierto de 7,8 hectáreas con zonas verdes y que supone una de las principales atracciones arquitectónicas de Sapporo.

El recorrido pasará por lugares emblemáticos como la torre de televisión, el río Toyohira o la Universidad de Hokkaido, una de las más prestigiosas, fundada en 1876.

El recorrido ha sido decidido entre la organización, las autoridades locales y la Federación Internacional de Atletismo con el objetivo de "garantizar el bienestar de los atletas" y de "maximizar la eficiencia" a nivel logístico, según comunicó el director del Comité Organizador de Tokio 2020, Toshiro Muto.

Para combatir el calor que se espera en Sapporo, los corredores no podrán utilizar las tradicionales esponjas para refrescarse debido a que fueron prohibidas para prevenir posibles contagios de covid-19.

En lugar de las esponjas, los maratonistas tendrán para mitigar el calor bolsas de hielo, y el Comité Organizador dispuso un total de 3.040 en nueve de los catorce puntos dispuestos a lo largo del recorrido del maratón.

Además de los habituales centros para dar primeros auxilios ante cualquier inconveniente, en la zona de la llegada habrá baños de hielo para que los atletas puedan reducir la temperatura corporal. El sistema, encaminado a conseguir una recuperación rápida, ya fue aplicado con éxito en septiembre de 2019 en Japón.

LOS CANDIDATOS

Se sabe que el maratón olímpico será una carrera de alto nivel, con solo leer un nombre: Eliud Kipchoge, que ostenta el récord del mundo con 2:01:39 y que llega a Tokio con el objetivo de mejorar esa marca y revalidar su título de campeón olímpico.

El keniano estará acompañado de su equipo que cuenta también con las mejores marcas: Lawrence Cherono (2:03:04) y Amos Kipruto (2:03:30). Los etíopes serán otros que podrían sorprender y luchar por un puesto en el podio como son Sisay Lemma (2:03:36) o el ganador de Londres 2020, Shura Kitata (2:04.49).

Entre los sudamericanos, además de Arbe y Muñoz, se encuentran grandes exponentes como el paraguayo Derlys Ayala, los brasileros Daniel Do Nascimento, Paulo Roberto Paula y Daniel Chaves Da Silva, los mexicanos Jesús Esparza, José Luis Santana Marín y Juan Pacheco, sumados a los colombianos Jeison Suárez, Iván González y al peruano Christian Pacheco. 

Aunque todos los atletas son conscientes de lo que se pueden encontrar en el maratón, con el calor y la humedad previstos, en condiciones normales, Eliud Kipchoge sería el claro favorito. Pero este sábado, el récordman mundial de maratón y compañía deberán lidiar con condiciones meteorológicas extremas, y éstas, serán determinantes en el resultado final de la carrera, y por su puesto influirán en el reparto de las medallas olímpicas, como ya se ha visto en la competición de triatlón masculino y triatlón femenino de los JJOO de Tokio 2020.