El expresidente Mauricio Macri fue elegido como titular de la Fundación FIFA, un cargo de exposición internacional, a poco más de un mes de haber dejado la Casa Rosada en manos de Alberto Fernández. La noticia la anunció el propio jefe de la entidad madre del fútbol, el suizo Gianni Infantino, que tiene buena relación con el exmandatario. "Es un grandísimo placer y todo un honor poder anunciar que Mauricio Macri asumirá este cargo al frente de la Fundación FIFA", informó el dirigente. Consideró además que Macri, que trabajará ad honorem, "tiene el perfil ideal para liderar este proyecto, que quiere poner el fútbol al servicio de la sociedad".

Marcelo Tinelli, Rodolfo D'Onofrio y Jorge Ameal criticaron fuertemente a la designación de Mauricio Macri como nuevo presidente ejecutivo de la Fundación FIFA. También se sumó al cuestionamiento la Superliga.

Los presidentes de San Lorenzo y River se mostraron poco felices con la decisión de Gianni Infantino de cederle un cargo a Macri en un área encargada de la recaudación de fondos para la reconstrucción de infraestructura dañada.

Ante esto, el mandatario del Cuervo, expresó en sus redes sociales: "Me parece lamentable que una persona que sin ningún pudor y siendo presidente, manifestó que venía diciéndole a sus colaboradores que los mercados no nos iban a dar más plata y que nos íbamos a la mierda, hoy sea distinguido en FIFA. Triste noticia para los que amamos el fútbol".

Del lado del Millonario, D'Onofrio opinó: "Es lamentable que el ex presidente que nos dejó una deuda casi impagable, mas de 50% de pobreza... enemigo de las sociedades civiles en el fútbol, y responsable de los últimos 4 años en el manejo que vive el fútbol argentino, haya sido nombrado al frente de Fundacion FIFA".

Una de las reacciones más esperadas era la de Boca. Ante esto, Jorge Ameal dialogó con Deportes 870 y manifestó: "La AFA está adherida a FIFA, el presidente de FIFA tendría que haber consultado a todos los clubes y nosotros tomaríamos una decisión. No estoy de acuerdo para nada con su nombramiento. Los dirigentes políticos se tienen que dedicar a la política y los dirigentes de deportivos a los clubes como hacemos nosotros. No se pueden mezclar las cosas y me parece que la FIFA no es un premio consuelo".