Mientras que la CD del club de Victoria pretende que 15 mil personas lo alienten en busca del gran objetivo frente al club que presidente el titular de la AFA, Claudio Chiqui Tapia, el ente de seguridad solo le habilitó 7500, misma cantidad de la que dispondrá el otro finalista, y propuso mudar el partido a Lanús, estadio que sí estaría en condiciones de albergar más aforo.

Pero Tigre fue claro: en esas condiciones, no juega. “Hasta no disponer de la cantidad de entradas necesarias para cumplir con nuestros socios, no cederemos”, dice el comunicado.

El comunicado de Tigre

El Club Atlético Tigre le informa a sus socios e hinchas que, al momento, no están dadas las garantías solicitadas por nuestra institución para poder llevar a cabo el partido y hasta no disponer de la cantidad de entradas necesarias para cumplir con nuestros socios, no cederemos.

Es una final, y como tal, comprendemos que es fundamental que todos los socios y simpatizantes puedan vivir este momento. La zona norte es una familia.

Tweet de Club Atlético Tigre
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!