(Pasta de Campeón / ADNSUR) - La II edición del Ultra Trail Sendero del Águila se realizó en noviembre en los alrededores de Pico Salamanca con la participación de poco más de 350 atletas sobre diferentes distancias. 

La noticia del día después confirmaba la victoria de David Veuthey sobre un recorrido de 70 kilómetros en un tiempo de 8h38m36s, pero mientras el radatilense colgaba su medalla entre tantas ganadas y comenzaba a pensar en otro desafío, había dos hermanos que no se querían sacar sus medallas y la llevaban colgadas con orgullo.

Los Emiliano y Luciano Zimmermann tiene 10 y 11 años y son de Comodoro Rivadavia. Ese caluroso domingo completaron a la par de sus padres, Adriana y Rubén, la distancia de 8km, y se convirtieron en los más pequeños de la prueba en hacerlo. 

En la largada, los atletas ajustaban sus mochilas hidrantes, daban saltitos esperando el silbatazo que diera inicio a la prueba, mientras los hermanos con gorra azul y remera identificatoria con los números 806 y 807 iban por su segundo desafío en esa distancia. 

La familia Zimmermann venía planeando este desafío hace mucho tiempo, y resultó mejor de lo esperado. Adriana lo hizo junto a Luciano y Rubén con Emiliano. Todo al ritmo de los más chicos, el objetivo era terminar y sumar un desafío más cumplido. 

Foto: Carlos Álvarez.
Foto: Carlos Álvarez.


No es habitual esa distancia para la edad de los nenes, pero ellos no son unos improvisados y fue consensuado con Gustavo Llampa, organizador del evento y profe de los nenes.

"Ellos caminan desde que usan pañales, yo me quedaba limpiando la casa y mi esposo los llevaba a la playa de Caleta Córdova por las piedras, salían caminando y luego regresaban como podían. Upa, hombro . Regresaban felices y querían regresar", comentó su mamá Adriana a PDC.

"Tenemos una historia de cerros y caminatas en familia desde siempre. Participé del grupo Por los Senderos de Lauty y la profe Maby me dejaba llevarlos", contó orgullosa la madre.

En marzo del año pasado, los chicos ya habían participado de una prueba similar en la comarca andina, y en Sendero del Águila ratificaron que están bien entrenados porque llegaron prácticamente sin inconvenientes y felices por haberlo logrado. 

"Participamos de la carrera solidaria que organizó Gustavo Llampa en la comarca andina y ellos participaron en los 8 km. Luego vino Aventura Kids y para prepararse los inscribimos en Wolf Kids con el entrenador Llampa y ya no quieren parar. Ellos piden y necesitan salir a caminar y recorrer los cerros. Les hace bien", remarcó su mamá. "La verdad que llore de emoción al verlos, no porque subieron a un podio, sino porque ellos pueden, lo lograron, vencieron todos los obstáculos que se les presentaron, tanto físicos como mentales. Comenzaron y terminaron sin inconvenientes, y eso es fantástico, porque disfrutaron el recorrido. Fue la carrera de ellos, salimos sabiendo que ellos marcaban el ritmo, Emi siempre quiere ganar. Lu es muy valiente y lo ayudamos a crecer. El es hipoacúsico y tiene las hormonas de crecimiento pero no se le estimulan. La actividad física es lo que le hace bien, se estimulan", agregó.

Foto: Carlos Álvarez.
Foto: Carlos Álvarez.

Los chicos asisten al Colegio Salesiano Dean Funes, y sueñan en grande. "tengo varias medallas, me gusta hacer deporte y sueño con hacer 100km de bici", confesó Luciano mientras levanta sus medallas con la mano derecha. 

"Hacemos artes marciales también, nos gusta mucho salir por los cerros. Fue una linda carrera la de Sendero del Águila, ahora veremos cuál hacemos, pero lo más importante es que la disfrutamos", admite Emiliano. 

En época de pandemia, donde el celular, la tablet y la PC es el escapismo más fácil para niños y adolescentes, los Zimmermann encontraron la manera de llevar a sus hijos para el lado del entrenamiento deportivo, y lo disfrutan en familia.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!