El club de la vida de Diego Maradona debía jugar este miércoles a la noche ante Inter, en Porto Alegre, por los octavos de la Copa Libertadores. Y por eso la dirigencia pidió postergar el partido, porque era imposible salir a la cancha en un día de tanto dolor. La Conmebol aceptó: el partido no se jugará y tampoco se disputará este jueves. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA