El "Peque", octavo favorito en la capital japonesa, batalló durante dos horas en la cancha 1 del Parque de tenis de Ariake ante un rival que lo sorprendió por su elevado nivel de juego.

Después de una interrupción por lluvia en el cuarto game, el argentino regresó al court y cerró a su favor el primer set con relativa tranquilidad, sin imaginar que el segundo sería una lucha en cada pelota.

Schwartzman inició la segunda manga con un quiebre pero Machac desplegó todo su potencial para estirar el juego durante 75 minutos, en los que ofreció un buen repertorio de golpes, ángulos de tiro muy certeros y soltura para discutir el partido.

El argentino sólo pudo tomar 3 de las 11 chances de quiebre mientras que el checo capitalizó las dos que dispuso, lo que mantuvo la definición cerradas hasta el duodécimo game.

Schwartzman es el único singlista argentino que sigue en carrera en Tokio 2020 después de las eliminaciones de Francisco Cerúndolo, Federico Coria y Facundo Bagnis en primera ronda.

Se estrenó con una victoria sobre el peruano Juan Pablo Varillas y ahora tendrá como siguiente rival al ruso Karen Khachanov (25), a quien le lleva una ventaja de 2-1 a favor en el circuito ATP.

El moscovita eliminó al australiano James Duckworth (77) por 7-5 y 6-1 en una hora y 22 minutos.

El tenis argentino acumula cinco medallas en su historial olímpico, dos de ellas ganadas por Juan Martín Del Potro en las pasadas ediciones: Londres 2012 (bronce) y Río de Janeiro 2016 (plata).

Las restantes fueron conseguidas por Gabriela Sabatini (plata, Seúl '88), Javier Frana-Christian Miniussi (bronce, Barcelona '92) y Paola Suárez-Patricia Tarabini (bronce, Atenas 2004).