El entrenador de Boca, Miguel Ángel Russo, se hizo responsable absoluto de la goleada ante Santos y su consecuente eliminación por Copa Libertadores. Decidió no hablar de los futbolistas y reconoció que nunca se encontraron en el partido.

El DT xeneize, fiel a su estilo, habló poco en la conferencia de prensa y se hizo cargo de la dura derrota copera. "La idea era jugar de igual a igual, de la misma forma que lo hicimos en todo el torneo. Soy el responsable y me hago cargo de todo", declaró. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA