RUSIA (ADNSUR) - Este domingo informaron que tres jugadores del Dinamo Moscú han contraído la COVID-19 y se encuentran en cuarentena. Se trata del camerunés Clinton N'Jie, el burkinés Charles Kabore y el polaco Sebastián Szymanski

Debido a este motivo, fue suspendido el encuentro que tenían que disputar esta tarde ante Krasnodar. La decisión fue tomada en una reunión extraordinaria de la Oficina del Comité Ejecutivo de la UFR, según indicó en un comunicado publicado en su página web.

El Dinamo debía trasladarse a Krasnodar, pero a petición de Liga de Primera División de Rusia (RPL) la UFR tomó finalmente la decisión de posponer el partido para el 19 de julio.

La UFR da este paso después de la polémica que surgió el pasado viernes, cuando Rostov tuvo que enfrentarse al Sochi con juveniles de entre 16 y 19 años debido a que todo el primer equipo estaba en cuarentena por seis positivos por coronavirus.

El Sochi, que había tenido algunas semanas para entrenarse tras levantarse las restricciones a las prácticas en grupo, se negó a aplazar el partido al 19 de julio.

Por su parte, los juveniles del Rostov no se habían podido entrenar durante los tres meses en los que estuvo suspendida la liga, por lo que la postura del Sochi no solo fue criticada por eso, sino también por poner en riesgo la salud y la condición física de su rival, detalló Fox Sports.

Finalmente, Rostov terminó perdiendo el encuentro ante el Sochi por 10-1, convirtiéndose en la mayor goleada en la historia del campeonato ruso desde el año 2000.