En una de sus últimas visitas al interior en esta Superliga, Diego Maradona y Gimnasia tendrán que verse las caras ante Rosario Central en el Gigante de Arroyito, en lo que será la vuelta del astro del fútbol argentino a ese estadio luego de haber estado presente en el año 2009 con la Selección Argentina, en las Eliminatorias de Sudáfrica 2010.

Sin embargo, a diferencia de lo que ocurrió en otras canchas en las que fue, desde el club rival manifestaron que esta vez no se le hará un homenaje especial desde lo dirigencial y la explicación la dio el vicepresidente Ricardo Carloni. "Se lo va a recibir como a un técnico más, con el respeto que merece cualquier técnico, pero absolutamente nada más", comentó.

"Nosotros les entregamos plaquetas a los técnicos que fueron de la casa o de nuestro riñón como Griguol, Don Angel Tulio Zof, el "Patón" (Edgardo) Bauza, Miguel Russo, "Chacho" (Eduardo) Coudet o Miguel Ignomiriello, por ejemplo. Para nosotros Maradona es un técnico más", agregó el dirigente.

Por otro lado, parte de esta decisión tiene que ver con la identificación que Maradona tiene con Newell's, donde jugó entre los años 1993 y 1994, pero además en su visita al Coloso Marcelo Bielsa se llevó una ovación emotiva, un cuadro, sillón especial y además dio unas palabras a los hinchas, donde hizo referencia a su cariño por la "Lepra".

Mientras que desde el club y de manera oficial no habrá nada diferente con el entrenador de Gimnasia, habrá que esperar para ver cuál será la reacción de la gente el próximo sábado en la previa del juego entre Rosario Central y Gimnasia, que comenzará a las 19.40.