Boca logró la clasificación a las semifinales de la Copa de la Liga luego de eliminar a River por penales, y tras el Superclásico, el vicepresidente Juan Román Riquelme rompió el silencio.

"El triunfo es merecido. Ellos no patearon al arco. El arquero nuestro no atajó. Lo que queremos es jugar mejor, pero el clásico se gana. Necesitábamos ganar el mano a mano y lo hicimos", destacó el ex jugador en diálogo con TNT Sports. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA