Las adyacencias del estadio Diego Armando Maradona se tiñen de diferentes colores con los hinchas y fanáticos del fútbol que pisan la calle Boyacá para pararse frente a un altar que se confeccionó adelante el hijo pródigo del barrio, aquel donde Argentinos Juniors inmortalizó los comienzos en el profesionalismo al “Pelusa” nacido en Villa Fiorito.

Orrego, conocido periodista “cafetero” trabaja meticulosamente ante un grupo personas que deja una camiseta, apoya una vela encendida y mientras mira asombrado a otro que se persigna y llora.

“Venir a Buenos Aires es siempre encontrarse en sus calles un ambiente de alegría, esa fuerza que tienen ustedes los argentinos. Pero estar aquí tras la muerte de Diego es sentir un luto permanente, es encontrar espacios en medio del silencio de la reflexión y momentos de exaltación por el orgullo, el aplauso  y el amor inmenso”, indicó el periodista de la señal Caracol, de Caracol Gol, donde transmite las alternativas del “post Maradona” en la mismísima Paternal. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA