"Quiero contarles lo que mis colegas y yo estamos sufriendo, de llegar a juntarnos en una plaza para reclamar nuestros derechos y poder trabajar. ¿qué cosa increíble no? Siendo que siempre los reclamos son para pedir un aumento, que te paguen lo que te deben. La injusticia que no se justifica y no tiene una respuesta concreta, viviendo con incertidumbre todos los dias, nosotros con mi pareja tenemos un gimnasio que con mucho esfuerzo de los dos lo sacamos adelante siempre", admitió quien tiene una hija chica en edad escolar. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA