"Qatar es un país tolerante que dará la bienvenida a la comunidad LGTBI", dijo Al-Khater ante las denuncias de las organizaciones de Derechos Humanos, que pusieron el foco en los derechos de los trabajadores, las mujeres y las personas homosexuales.

El responsable de la organización del Mundial 2022 recordó que la homosexualidad no está permitida en ese país pero que permitirán a los aficionados que pertenezcan al colectivo LGTBI "asistir a los partidos".

Advirtió sin embargo que las muestras de afecto públicas en Qatar están prohibidas "para todos" y pidió que se respete su cultura: "Las demostraciones públicas de afecto están mal vistas y esto se aplica a todos", dijo, en declaraciones que recoge RMC Sports y el diario Mundo Deportivo.

"Qatar y los países vecinos son más modestos y conservadores. Esto es lo que pedimos a los aficionados que respeten. Estamos seguros de que lo harán. Así como respetamos las diferentes culturas, esperamos que sean respetadas", pidió Al-Khater.

Agregó: "Sabemos que el Mundial tiene a Qatar en el punto de mira y ya lo hemos visto en el pasado, pero si es algo que puede servir para llegar a un cambio, estamos en ello", dijo finalmente en medio de una creciente polémica a causa del anuncio.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!