Retirado pero con las ganas y el físico de siempre, el ex boxeador Lucas Matthysse habló de todo desde la ciudad de Trelew. “Las ganas siempre están, pero volver ya no, nunca más. Extraño todo del boxeo, pero este retiro es definitivo. Fueron más de 25 de mi vida dedicadas a entrenar y pelear, por eso cuando paso por un gimnasio o estoy ayudando a mi hermana Soledad, a mi cuñado Mario Narváez o a mi sobrino (Ezequiel), me muevo, hago sombra, tiro unos golpes, pero nada más. Ojo, me siento muy bien físicamente, lo que a veces me hace pensar un poco, pero enseguida caigo y digo basta, ya está”, admitió el pugil chubutense. TERMINÁ DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ