Los goles del partido los convirtieron el español Ander Herrera, quien conectó un centro atrás desde la izquierda de Kylian Mbappé, y Hans Vanaken.

Si bien tuvo un pálido primer tiempo, PSG pudo estirar la ventaja en el marcador con alguna corrida importante de Mbappé y la magia de Messi, a quien el travesaño le negó el grito en su partido 150 en Champions League.

Neymar estuvo desaparecido de principio a fin, mientras que Keylor Navas fue lo mejor salvando a la visita, que sacó a Leandro Paredes -tenía una amarilla- en el entretiempo, ante el peligroso tiro libre de Vanaken y el prometedor remate de Charles De Ketelaere, el mejor jugador del partido.

Fue 1-1 en Bélgica, un frustrante resultado para el conjunto francés, sobre todo desde el juego. Es que salvo alguna jugada de las de siempre de Messi, los de Pochettino no tuvieron un buen funcionamiento colectivo y les salieron a jugar con mucho coraje.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!