Escuchar tiros en el barrio es crudo. El zumbido dura pocos segundos en los oídos, pero sí provoca una eternidad en la mente. Jorge “Popi” Lasso, ídolo de Petroquímica y uno de los goleadores del fútbol de Comodoro Rivadavia, tiene en su cabeza -y duda que desaparezca- el sonido de los dos disparos que asesinaron a su amigo Luis Caamaño. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA