En el encuentro entre Niza y Olympique de Masella hubo una invasión  de hinchas al terreno de juego, por lo que el encuentro debió ser suspendido a quince minutos del final.

Uno de los más enojados por la situación fue Jorge Sampaoli, entrenador argentino que debió ser llevado por varios asistentes porque quería pelearse con los revoltosos hinchas.  TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA