El delantero de París Saint-Germain Neymar se ve envuelto en una nueva polémica luego que desde Brasil se conozca que organizó una fiesta de cinco días para 500 personas en su mansión de Mangaratiba, para recibir el año nuevo.

Según informó O Globo, el atacante invitó a esa enorme cantidad de personas a su mansión personal en Brasil, aunque la celebración tendrá lugar en una discoteca cercana, a la cual le solicitó que construya una pista de baile, bares, un escenario para DJ y hasta una sala de juegos y otra de videojuegos. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA