El Xeneize se despidió de la Copa Libertadores en los penales ante Atlético Mineiro, en un polémico partido en el que le anularon un gol lícito a Boca.

Iban 24 minutos del segundo tiempo cuando Sebastián Villa envió un centro al área del Mineiro desde un tiro libre. El Pulpo González, aparentemente en posición lícita, corre hacia la pelota. El arquero Éverson no logra contener el balón y en el rebote Marcelo Weigandt definió para el gol.

Todo Boca festejó -otra vez- el gol. Pero los jugadores del Mineiro, como en la Bombonera, no sacaron del medio. El árbitro uruguayo Esteban Ostojich -dirigió la final de la Copa América- se tocó el oído y esperó la confirmación del gol de parte del VAR.

Y cuando el árbitro fue al monitor a revisar la jugada (insólito que lo convoquen a revisar una posición adelantada) hubo problemas entre los bancos de suplentes. Empujones, insultos y acusaciones. Al final fue expulsado un colaborador de Cuca, el DT del Mineiro, y Fernando Gayoso, el entrenador de arqueros de Boca. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENEDO CLICK ACA