En Tokio 2020, Delfina Pignatiello logró realizar su primera participación en los Juegos Olímpicos en los que compitió en las pruebas de 1500 y 800 metros libres, modalidades en las que no pudo meterse en la final. Pero tras su actuación en Japón, la nadadora argentina tomó una drástica decisión con sus redes sociales.

Pignatiello, quien en el último tiempo había incursionado en el mundo del streaming y tenía un gran número de seguidores, anunció que ya no continuará.

“Perdón, de corazón. Me encantaría seguir haciendo streams y seguir con el canal de Youtube, pero estoy en una situación que me sobrepasa. Me siento muy lastimada y necesito priorizar mi salud mental y bienestar. No sé qué pasará de acá en adelante, pero sepan que los voy a extrañar. Y muchas gracias por el aguante. Me lo llevó en el corazón”, expresó la joven de 21 en un mensaje que publicó.

A su vez, en su perfil de Twitch borró todo el contenido que había quedado visible en la plataforma al igual que lo hizo en YouTube, y dejó un aviso para quienes la seguían: "Ya no hago más streams. Gracias a los que me bancaron siempre". Además, puso en privado su cuenta de Instagram y restringió comentarios, borró videos y fotos de su cuenta secundaria.