Gimnasia y Boca Juniors se enfrentaron en Comodoro Rivadavia en un juego que prometía desde la previa ser el más relevante de la jornada teniendo en cuenta el gran presente de ambos en lo alto de la competencia de La Liga Nacional.

El partido comenzó muy apasionante como era de esperarse, con un juego muy igualado entre ambos donde el local encontró la forma de imponerse desde la mitad del cuarto a partir de un gran trabajo del extranjero Marcus Elliott que lideró al equipo en puntos en un momento clave en el que Boca Juniors no se mostró del todo certero frente al aro.

Sobre el cierre del cuarto, Boca empezó a aprovechar los pequeños errores que reflejó Gimnasia en los segundos finales y logró acercarse a tan solo cuatro puntos (26-22).

Durante el segundo cuarto el partido se emparejó aún más y la figura de Manuel Buendia en Boca Juniors comenzó a ser más relevante para el equipo tal y como lo fue durante toda la primera parte Leandro Vildoza. Por el lado de Gimnasia ingresó bien Núñez de Carvalho y Elliott continuó siendo la pieza clave del verde con 17 puntos y una efectividad del 77% en tiros de campo.

La primera mitad culminó a favor del local por 45 a 42, con Elliott como el máximo anotador parcial seguido por Leandro Vildoza y Eloy Camacho Vargas con 10 tantos, mientras que otro de los grandes destacados fue Roberto Acuña, con 8 rebotes, fundamentales para la pequeña diferencia lograda por Gimnasia.

En el tercer cuarto los errores ofensivos predominaron en ambos lados, muchos de ellos forzados por el trabajo defensivo importante que realizaron los dos conjuntos para que este sea un parcial de bajo goleo.

En la finalización del parcial, los tiros libres comenzaron a ser una pieza clave para anotar debido a la dificultad que tuvieron los dos durante este cuarto para realizarlo a través de jugadas en ofensiva (59-57).

En el cuarto final, las acciones continuaron igual, Gimnasia pareció comprender cómo jugar ante el planteo de Gonzalo García, pero rápidamente el Xeneize igualó las acciones a partir de tiros de larga distancia.

El juego siguió en igualdad hasta el cierre en donde el tiempo regular culminó igualado en 78 para que de esta manera el partido continúe en el alargue siendo este el partido que todos estaban esperando.

El suplementario fue más de lo mismo, con un Estadio Socios Fundadores hecho una caldera se llevaron a cabo estos cinco minutos finales en donde ambos conjuntos se repartieron la ventaja de manera constante y que sobre el final el local aprovechó un envión anímico para poder colocarse en ventaja y así llevarse este duro juego.

Síntesis del partido:

Gimnasia y Esgrima (89): Yoanki Mencia 12, Marcus Elliott 21, Sebastián Orresta 14, Sebastián Vega 9, Roberto Acuña 12 (FI); Ayan Núñez de Carvalho 11, Agustín Barreiro 0, Facundo Vázquez 4, Diego Romero 6; Nicolás Bessio, Ramiro Stehli y Leandro Fogel no jugaron. Entrenador: Martín Villagrán.

Boca Juniors (86): Leandro Vildoza 14, Leonel Schattmann 8, Tyrone Lee 3, Eloy Camacho Vargas 19, Adrián Boccia 8 (FI); Kevin Hernández 4, Manuel Buendia 12, Tomás Cavallero 6, Federico Aguerre 12; Juan Martín Guerrero, Santino Romegialli y Manuel Rodríguez Ortega no jugaron. Entrenador: Gonzalo García

Parciales: 26-22; 19-20 (45-42); 14-15 (59-57); 19-21 (78-78); 11-8 (89-86).

Árbitros: Alejandro Chiti – Alberto Ponzo – José Luís Lugli.

Estadio: Socios Fundadores, Comodoro Rivadavia, Chubut.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!