Mientras intentan continuar con las negociaciones y ser escuchados por los directivos del establecimiento educativo Salesiano Padre Juan Muzio. El club de handball que se quedó sin el espacio deportivo en el gimnasio de la escuela, donde nació y funcionó por más de 30 años, se mudó del Santuario donde habían comenzado a entrenar al Predio Ferial de la Cámara de Comercio.

Con las esperanzas de poder regresar a su casa, mantuvieron reuniones de padres, han juntados firmas y recibieron el apoyo de la Federación Chubutense de Balonmano, entre otras instituciones relacionadas al deporte. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA