Después de 30 años en el handball de la ciudad de Trelew, provincial y nacional, el colegio Padre Juan Muzio tomó una polémica decisión; no abrirán las puertas del establecimiento a la disciplina. Decisión que afecto al equipo representativo del establecimiento, dejándolo sin el espacio que utilizaron históricamente.

En la espera por resolver la situación para regresar al gimnasio que los vio nacer y los cobijos, buscan un espacio para poder comenzar la actividad. Según pudo averiguar PDC, estarían manteniendo reuniones con el responsable del Santuario, para poder alquilar el gimnasio y comenzar los entrenamientos, bajo estricto protocolo. Y de este modo, los más de 150 jugadores podrían comenzar con sus actividades. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA