La tirante relación entre Lionel Messi y el presidente Josep María Bartomeu sigue sumando capítulos. El último se dio tras consumarse la salida de Luis Suárez, tercer máximo goleador histórico de la institución e íntimo amigo del futbolista argentino, rumbo al Atlético Madrid, uno de los rivales directos en la disputa por la obtención de La Liga de España.

El capitán culé utilizó su cuenta de Instagram para despedir al uruguayo, con quien formó un gran vínculo desde su arribo al club a mediados de 2014. Era habitual verlos de vacaciones juntos y sus parejas incluso tuvieron un negocio juntas. En su posteo, el 10 aprovechó la oportunidad para apuntar contra la dirigencia.

“Ya me venía haciendo la idea pero hoy entré al vestuario y me cayó la ficha de verdad. Que difícil va a ser no seguir compartiendo el día a día con vos, tanto en las canchas como afuera. Los vamos a extrañar muchísimo. Fueron muchos años, muchos mates, comidas, cenas... Muchas cosas que nunca se van a olvidar, todos los días juntos”, comenzó su sentido mensaje la estrella de la selección argentina.

“Va a ser raro verte con otra camiseta y mucho más enfrentarte. Te merecías que te despidan como lo que sos: uno de los jugadores más importantes de la historia del club, consiguiendo cosas importantes tanto en lo grupal como individualmente. Y no que te echen como lo hicieron. Pero la verdad que a esta altura ya no me sorprende nada”, advirtió el 10. “Te deseo todo lo mejor en este nuevo desafío. Te quiero mucho, los quiero mucho. Hasta pronto, amigo”, concluyó su texto que contó con un contundente apoyo de su amigo Neymar entre los comentarios.

Su pareja, Antonela Roccuzzo, también cruzó mensajes con su amiga Sofía Balbi, esposa del uruguayo: “Esto no lo rompe nada ni nadie”.

El delantero de 33 años, que ahora será dirigido por el argentino Diego Simeone, fue operado en una de sus rodillas y se perdió varios partidos de la pasada temporada. No obstante, sus números fueron muy positivos: marcó 21 goles y brindó 12 asistencias en un total de 36 presentaciones. En sintonía con su amigo, contestó el posteo con un sentido texto de agradecimiento: “Que dos o tres no empañen lo gigante que sos”.

El Pistolero no fue el único “peso pesado” que debió marcharse tras la llegada del holandés Ronald Koeman como director técnico. Ivan Rakitic regresó a Sevilla y Arturo Vidal recaló en el Inter de Italia.

Fuente: Infobae