BARCELONA (ADNSUR) - "Voy a seguir en el club porque el presidente me dijo que la única manera de marcharme era pagar la cláusula de 700 millones, que eso es imposible, y que luego había otra manera que era ir a juicio. Yo no iría a juicio contra el Barça nunca porque es el club que amo, que me dio todo desde que llegué, es el club de mi vida, tengo hecha aquí mi vida, el Barça me dio todo y yo le di todo, jamás se me pasó por la cabeza llevar al Barça a juicio", así lo anunció Lionel Messi este viernes, en una entrevista para Goal.

Tras días de incertidumbre y dudas sobre su futuro, el jugador explicó la demora de su respuesta: "Primero porque después de la derrota de Lisboa fue muy duro. Sabíamos que era un rival muy difícil, pero no que íbamos a terminar de esa manera, dando esa imagen tan pobre para el club y para el barcelonismo. Dimos muy mala imagen. Estaba mal, no tenía ganas de nada. Quería que fuera pasando el tiempo para después salir a aclarar todo".

Messi aseguró en la misma entrevista que se la decisión de irse, la tenía pensada de mucho tiempo atrás, al querer buscar nuevos retos. "Le dije al club, sobre todo, al presidente, que me quería ir. Se lo llevo diciendo todo el año. Creía que era el momento de dar un paso al costado. Creía que el club necesitaba más gente joven, gente nueva y pensaba que se había terminado mi etapa en Barcelona sintiéndolo muchísimo porque siempre dije que quería acabar mi carrera aquí"

Asimismo, aclaró que "fue un año muy complicado, sufrí mucho dentro de los entrenamientos, en los partidos y en el vestuario. Se me hizo muy difícil todo y llegó un momento que me planteé buscar nuevos objetivos, nuevos aires. No vino a causa del resultado de Champions ante el Bayern, la decisión llevaba pensándola mucho tiempo. Se lo dije al presidente y bueno, el presidente siempre dijo que yo al final de temporada podía decidir si me quería ir o si me quería quedar y al final no terminó cumpliendo su palabra", puntualizó.

La leyenda argentina del Barcelona seguirá de esta manera un año más de blaugrana, después de la reunión de su padre Jorge Messi, con el presidente Josep María Bartomeu. 

El padre de Leo habló con él y llegaron a la decisión de que quedarse es lo mejor, con tal de evitar un juicio con el club por su contrato, algo que Messi nunca haría, aunque sí le momestan mucho las decisiones de proyecto que se han tomado.

Fuente: Marca