Según informaron desde el club de Mataderos, ambos futbolistas "presentan síntomas leves" y están siendo monitoreados. Por un lado, Martínez y su familia se encuentran en la Clínica Trinidad de San Isidro, mientras que Curima permanece aislado en su domicilio.

En el ascenso, hubo varios contagiados. Además de los dos jugadores de Chicago, también contrajeron la enfermedad Agustín Cardozo (Tigre), Mariano Klaus (Sacachispas), Diego Dreer (Cambaceres) y Matías Rodríguez (Brown de Adrogué), y hubo cuatro casos en Almirante Brown: Mariano Arango, Milton Ramos y los hermanos Alan y Kevin Barrionuevo.

Este lunes, se conoció que el mediocampista de Godoy Cruz, Valentín Burgoa, está infectado y se convirtió en el segundo contagiado de la Primera División (el primeo fue Gabriel Florentín, de Argentinos Juniors).