Marcos Rojo rompió la cuarentena para verse con amigos. El futbolista de Estudiantes de La Plata fue grabado por un vecino de la localidad de Villa Elvira mientras caminaba en la quinta de verano del Centro Literario Israelita Max Nordau, situado en la intersección de las calles 7 y 602.

Las imágenes fueron difundidas por el medio 0221 y según testigos, el jugador habría estado acompañado por al menos otros dos individuos este jueves por la tarde y abrían llegado hasta allí para aprovechar la cancha de paddle que se encuentra en el predio..

Sin embargo, las autoridades del centro israelí aseguraron que el club no se encuentra abierto y que allí se cumplen estrictamente los protocolos sanitarios.“Sabemos que esto no está permitido y hasta ofrecimos formalmente ese espacio y nuestra sede al Municipio para usarlo para atención sanitaria, estamos dentro de las instituciones que aportaron sus espacios”, informaron a 0221.

No es la primera vez que el jugador del Pincha viola la cuarentena. El 2 de mayo pasado su hermano, Franco Rojo, compartió un video en su cuenta de Instagram en el que podía verse al deportista reunido con sus amigos, fumando un cigarrillo y jugando al truco. Tras la repercusión que tomó el caso, el joven borró las imágenes pero aun así terminaron por trascender y despertaron una fuerte polémica.