BUENOS AIRES (ADNSUR) - Maradona sufría de demencia alcohólica y Parkinson. Así surge de los audios, charlas de WhatsApp que trascendieron en la causa que investiga su muerte.

Según pública TN, su entorno lejos de respetar su enfermedad se burlaba. Leopoldo Luque, Matías Morla y uno de sus asistentes bromeaban acerca de su adicción. 

“En la prensa, nada de que escabia”, “le fui a decir que no tome alcohol y terminamos tomando un vino” o “está roto”, son algunas de las frases textuales que se escuchan decir a las personas que estuvieron con Maradona y que debían asistirlo en sus últimos días.

María Elena Gómez (MN: 102.881), toxicóloga del cuerpo del Hospital Fernández, en diálogo con ese medio cuestionó el accionar profesional de su entorno. “La relación médico-paciente se basa en un vínculo de mucha confianza, de honestidad pero ahora, ¿yo sentarme a tomar alcohol con un paciente? Ahí soy amiga y no médica tratante, no se no se me ocurre eso, no está bien, no está bien”, sentenció.