Diego Maradona fue hisopado esta mañana en su nueva casa en el límite entre La Plata y Brandsen, donde se radicó hace menos de un mes para estar más cerca del predio de entrenamiento de Gimnasia. Mañana se conocería el resultado del testeo PCR del entrenador, aunque se descarta que por ahora no asistirá a Estancia Chica por pedido de los médicos del club.

El test que le realizaron a Maradona estuvo a cargo de su médico personal Leopoldo Luque, quien confirmó que se realizó temprano por pedido del propio técnico.

La idea del cuerpo médico del club es que Diego no esté durante los primeros días en el predio de Abasto teniendo en cuenta que todo el trabajo estará a cargo de los preparadores físicos. El doctor Pablo Del Compare aseguró que "no es conveniente que esté en este momento de alta circulación del virus para evitar un contagio teniendo en cuenta que puede ser un paciente de riesgo por su edad y antecedentes".

De todas maneras, Maradona está con muchas ganas de volver al ruedo, y teniendo en cuenta su personalidad, todo dependerá de cuánto tiempo más "aguante" en su casa.

"Diego está en una curva de mejoría exponencial", declaró Luque, su médico de cabecera, en Radio La Red. Además, contó: "Durante una etapa de la cuarentena tuvo problemas con el alcohol y estaba tomando de más, pero eso se corrigió y ahora está muy bien: bajó 10 kilos y está entusiasmado con el entrenamiento".

El 10 renovó contrato con el Lobo hasta diciembre de 2021 y seguirá acompañado por Sebastián Méndez y Adrián González en el cuerpo técnico.