La noticia sorprendió al mundo del básquetbol argentino: Luis Scola anunció que no jugará más la Euroliga con el Olimpia Milano ni con otro equipo, y dejó abierta la posibilidad de retirarse, lo que le pondría fin a su carrera en la Selección Argentina y el sueño de disputar los Juegos Olímpicos de Tokio.

"Después de mucho pensar, tomé la primera decisión respecto de mi próxima temporada. He elegido no jugar más en la Euroliga, ni con Milán ni con otro equipo. Quiero agradecerle a Olimpia por haberme dado esta oportunidad. Fue un año muy divertido en el que experimenté un gran ambiente que me hizo sentir como en casa", sostuvo el capitán argentino en un comunicado que difundió el club italiano.

Y avisó: "Por otro lado, no he decidido si me retiraré o si buscaré jugar en otra competición. Tomaré una decisión final en las próximas semanas".

Por su parte, el dueño del club italiano, Giorgio Armani, elogió al alero argentino: "Luis Scola es un gran campeón y fue un gran honor tenerlo aquí. A lo largo de su extensa carrera ha honrado los deportes y valores humanos en los que siempre hemos creído y, durante los últimos meses ha demostrado que la seriedad y la dedicación pueden hacer alcanzar metas inesperadas. Por ésto le agradezco, le deseo lo mejor y espero verlo en la cancha en los próximos Juegos Olímpicos".