En China 2019, la Selección masculina de básquet no paró de hacer historia. Luego de 17 años, la Argentina llegó a una nueva final de la máxima competencia del deporte.

Pero no solo el equipo está dejando su huella. En el encuentro ante España, Luis Scola se convirtió en el jugador con más partidos en la historia de los mundiales, igualando la marca de brasileño Ubiratán Pereira Maciel con 41 encuentros.

Sin embargo, esta no fue la única marca que logró romper. El hombre de 39 años también se convirtió en el basquetbolista con más partidos ganados en la Copa del Mundo con 32 victorias y además esta ubicado como el segundo máximo anotador en la historia de la competencia con 19,3 como promedio de puntos.

El capitán del seleccionado debutó en la Copa del Mundo en Indianapolis 2002 ante Venezuela con una victoria y desde entonces se transformó en uno de los estandartes del equipo.