Laprida viene creciendo exponencialmente en los últimos años. A la buena gestión de sus dirigentes se suma el apoyo incondicional de todo el barrio que constantemente participa en la vida social de la institución.

Una familia que siempre estuvo ligada aportando en silencio fue sin dudas la Vasque. Benigno  se crio en el barrio, pero por su trabajo terminó jugando en Talleres, donde estuvo catorce años seguidos en el primer equipo.   

Sobre sus comienzos, Niní recordó: "primero me fiché en Tiro pero no jugaba demasiado. En el`75 me vio en un partido el presidente de Talleres y me llamó. Ahí empecé a desarrollarme como jugador. Jugué cinco partidos en quinta y el técnico me dijo que tenía que presentarme a primera. Tenía 15 años".

Los Vasque, una familia de Laprida pintada de verde

"Cada uno de los técnicos que iban pasando me fueron dejando algo. Ya con familia me costaba viajar  a Km.3 para entrenar y dejé. Me llamó un dirigente de Laprida y empecé a ejercer como técnico con inferiores. Arranqué con novena y octava ", agregó.

Vasque también tuvo un paso por el fútbol femenino hace mucho tiempo, dirigió al plantel superior del "Canario" y a la reserva en el 2007, obteniendo muy buenos resultados.  En otra etapa retomó con las inferiores y ahí sumó a su hija Romina para ayudarlo. "Pato" absorbió de su padre el amor por la pelota y colaboró siempre. Contaron con el apoyo incondicional del "Bocha" Barrionuevo, vecino muy querido del barrio.

Romina arrancó ayudando a su padre, pero  luego se ligó al fútbol femenino de salón, ya que  Adrián Rasgido le abrió las puertas en el gimnasio  y convocó a muchas chicas del barrio, que aún siguen. Es por eso que luego de un tiempo la presidenta de Laprida fue a buscarla.

Los Vasque, una familia de Laprida pintada de verde

"A  mediados de 2019 Marta Casas vino a casa y me comentó que querían presentar un equipo feminino del club. Me propuso armar un equipo para representar el club. Lo pensé por los tiempos, acepté y las invite a las chicas a  que se sumarán. Por suerte tuve el apoyo de mi papá y mi hermano Nico. Es un equipo íntegramente formado por  chicas que nacieron y se criaron en el barrio", contó la hija de Niní.

En la actualidad son más de 40 jugadoras que representan a la institución, que van desde los 13 a los 43 años. Romina es la entrenadora principal, Beningno el ayudante técnico y Nico se encarga de la preparación física.

"No hay nada más lindo que trabajar con los integrantes de la familia en algo que  nos apasiona tanto. Estamos muy ligados al club porque siempre trabajamos con ellos. Siempre contamos con la colaboración de todos, los veteranos fueron los que nos prestaron la cancha para entrenar.

Esta temporada empezaron  el torneo oficial empatando con Ciudadela y después le ganaron  a Palazzo, hasta que se paró la actividad por las restricciones por la segunda ola del Coronavirus.

Nico, el más pequeño de los hermanos, empezó a jugar en pre novena y sigue actualmente  en el club. En busca de adquirir experiencia aceptó formar parte del cuerpo técnico familiar. El PF, comentó: "toda la vida estuve en el club. Tenía 9 años y no podía jugar porque era muy chico  hasta que pusieron prenovena donde estaban mi papá y mi hermana. Desde ahi nunca me fui y ahora peleándola en reserva. Ellos  me propusieron estar en el cuerpo técnico y no dudé. Es algo que me gusta y es una gran experiencia para mi más aún por el vínculo familiar que tengo con ellos". 

Sin dudas el deporte es una de las herramientas de la sociedad para poder mejorar en diferentes aspectos. Los clubes son otra gran ayuda para la contención y las personas un hilo conductor importantísimo para transmitir la experiencia y volcar el sentido de pertenencia que luego termina siendo fundamental en la búsqueda de objetivos. Sin dudas por Laprida han pasado muchísimas personas que han ayudado para este presente. Los Vasque son una de esas familias  y Niní la pieza fundamental. Justamente mientras lees esta nota él debe estar recibiendo afectuosos saludos por su cumpleaños, por lo que si lo ves, no te olvides de desearle un feliz cumple.